Tränenpalast (Palacio de las Lagrimas)

3 May

Lo que más me guston en el Palacio de Lagrimas fueron las cabinas donde controlaban los pasaportes de los viajeros. Allí se veia muy bien con que trucos querian intimidir a los pasajeros. Además como controlaban a las personas.

Las personas entraban solas en esas pequeñas cabinas. Arriba un espejo para ver si tenían algo detrás de la espalda. Los oficiales estaban en sillas más altas para impresionar a los viajeros. Las puertas de atras y de adelante se cerraban para sentirse encerrado (tambie para no escapar).

Además me gustó que siempre se le escuchaba al guía por los auriculares.

A %d blogueros les gusta esto: